Panel de Control
Usuario:  
Contraseña:  
   
   
Registrarse
Perdistes tu contraseña?
Noticias diarias en línea » Radio por Internet » Historia » Radio (medio de comunicación)
Idiomas
           
         
Categorías
Acerca del proyecto
Radio por Internet
* Historia
Web TV
* Historia
* Ver TV online
Software
Juegos en línea
 
Búsqueda Avanzada
Ultimos artículos
haga la donación

Haga la donación
Top Artículos
Articulos
Abril 2013 (1)
Abril 2009 (10)
Octubre 2008 (1)
Encuesta

La calidad de nuestro Web site

excelente
el mejor
muy bueno
bueno
malo
mismo malo
RSS 2.0
RSS
Nube de Etiquetas
anti-keylogger, anti-spy, anti-spyware, anti-virus, antikeylogger, antispy, antispyware, antivirus, casino en línea, Difusión analógica, Difusión digital, estación de radio, internet talk radio, IPTV, IPTV Protocolo, juegos en linea, La televisión en color, Obra del autor, Pintrua, privacykeyboard, radio, radio por Internet, TDC, TDS, TDT, televisiones IP, Televisión, televisión digital, Televisión Digital por Cable, Televisión Digital por Satélite, Televisión Digital Terrestre, Televisión electrónica, Televisión IP, Televisión mecánica, Televisión por cable, Televisión por satélite, Televisión terrestre, Tendencias futuras, TV, web-TV

Ver todas las etiquetas


free counters

Radio por Internet » Historia : Radio (medio de comunicación)
 

Radio (medio de comunicación)

 

La radio (entendida como radiofonía o radiodifusión, términos no estrictamente sinónimos) es una tecnología que posibilita la transmisión de señales mediante la modulación de ondas electromagnéticas. Estas ondas no requieren un medio físico de transporte, por lo que pueden propagarse tanto a través del aire como del espacio vacío.

Una onda de radio se origina cuando una partícula cargada (por ejemplo, un electrón) se excita a una frecuencia situada en la zona de radiofrecuencia (RF) del espectro electromagnético. Otros tipos de emisiones que caen fuera de la gama de RF son los rayos gamma, los rayos X, los rayos cósmicos, los rayos infrarrojos, los rayos ultravioleta y la luz.

Cuando la onda de radio actúa sobre un conductor eléctrico (la antena), induce en él un movimiento de la carga eléctrica (corriente eléctrica) que puede ser transformado en señales de audio u otro tipo de señales portadoras de información.

Aunque se emplea la palabra radio, las transmisiones de televisión, radio, radar y telefonía móvil están incluidos en esta clase de emisiones de radiofrecuencia.


Historia

Descubrimiento de las ondas electromagnéticas 

 

Las bases teóricas de la propagación de ondas electromagnéticas fueron descritas por primera vez por James Clerk Maxwell en un documento dirigido a la Royal Society titulado Una teoría dinámica del campo electromagnético, que describía sus trabajos entre los años 1861 y 1865: su teoría era, basicamente, que los campos eléctricos variables crean campos magnéticos variables, y viciversa, que los campos magnéticos variables crean campos eléctricos variables con lo que unos u otros crearán a su vez nuevos campos electricos o magneticos variables con los que tales campos se propagarán por el espacio en forma de campos electromagnéticos variables sucesivos que se alejarán de la fuente donde se originaron en forma de ondas electromagnéticas.

Heinrich Rudolf Hertz, entre 1886 y 1888, fue el primero en validar experimentalmente la teoría de Maxwell, al idear como "crear" artificialmente tales ondas electromagnéticas y como detectarlas y a continuación llevando a la practica emisiones y recepciones de estas ondas y analizando sus características físicas demostrando que las ondas creadas artificialmente tenían todas las propiedades de las ondas electromagnéticas "teoricas" y descubriendo que las ecuaciones electromagnéticas podían ser reformuladas en una ecuación diferencial parcial denominada ecuación de onda. El dispositivo que diseñó para crear tales ondas consistía en dos barras metálicas alineadas del mismo tamaño y con uno de sus extremos muy proximos. Sobre una de estas barras eran inyectados "paquetes de electrones" a muy alta tensión que a su vez eran extraidos de la otro barra. Los intensos cambios en el número de electrones que se producían alternativamente en cada barra originaban descargas de electrones de una a otra barra en forma de chispas a través del estrecho espacio que las separaba, descargas que se producían de una forma que se podría calificar de elástica u oscilante ya que tras una "inyeccion" de electrones en una barra se producían varias descargas alternadas de electrones de una a otra barra, cada vez de menor intensidad hasta desaparecer al fin por las resistencias presentes. Estos cambios alternantes en el número de electrones que tenía cada barra hacía que tales barras fueran afectadas por variaciones a lo largo de ellas de la carga electrica lo que originaba campos electricos variables de un diametro similar a la longitud de ambas barras, y éstos a su vez originaban campos magneticos tambien variables, es decir, se producían ondas electromagneticas. Los "paquetes de electrones" se conseguían mediante una bobina de un gran número de espiras que tenía sus extremos unidos cada uno a una de las barras; una bobina de un pequeño número de espiras concentrica a ella recibía breves impulsos electricos en baja tensión que la bobina de gran numero de espiras transformaba en impulsos de muy alta tensión. El receptor era otra barra metalica, de un tamaño que le hacía resonante para los campos electromagnéticos originados en los dos barras emisoras, que tenía la forma de un circulo abierto en un punto en el cual las corrientes de electrones provocadas en esta barra receptora por los campos captados causaban pequeñas descargas de electrones visibles asimismo en forma de pequeñas chispas. Hertz dio un paso de gigante al afirmar y probar que las ondas electromagnéticas se propagan a una velocidad similar a la velocidad de la luz y que tenían las mismas caracteristicas físicas que las ondas de luz, sentando así las bases para el envío de señales de radio. Como homenaje a Hertz por este descubrimiento, las ondas electromagnéticas pasaron a denominarse hertzianas.

Estos científicos pusieron las bases teóricas y técnicas para que la radio saliera adelante, ya que la propagación de las ondas electromagnéticas fue esencial para desarrollar lo que posteriormente se ha convertido en uno de los grandes medios de comunicación de masas.


Primeras transmisiones por radio 


Es difícil atribuir la invención de la radio a una única persona. En diferentes países se reconoce la paternidad en clave local: Alejandro Stepánovich Popov hizo sus primeras demostraciones en San Petersburgo, Rusia; Nikola Tesla en San Luis (Missouri, Estados Unidos) y Guillermo Marconi en el Reino Unido.

Pero resulta que en donde se inventó la radio en realidad fue en España: En libros de texto y enciclopedias; en pasatiempos y en concursos televisivos; en los juegos tipo Trivial y en las páginas de Internet... En todos sitios figura Marconi como el inventor de la radio, y durante décadas lo hemos aceptado, estudiado y memorizado. Pues bien, no fue él. El investigador Ángel Faus, profesor de la Universidad de Navarra, dice haber descubierto que 11 años antes de que el italiano lograra transmitir la voz sin necesidad de cables, un militar español, el comandante Julio Cervera, ya lo había conseguido. Es más, incluso había patentado su invento.La historia es como sigue: a finales del siglo pasado, Cervera, un ingeniero del Ejército de Tierra español apasionado de las que entonces eran nuevas tecnologías, acudió a Londres a conocer a un genio, Guillermo Marconi. Los tres meses que pasó junto a él, trabajando en su laboratorio privado, sirvieron para que a su regreso a España empezara a poner en práctica las muchas ideas que se había traído de Londres.Una de ellas fue la de poner en marcha un servicio de radiotelegrafía militar y regular entre Tarifa y Ceuta durante tres meses; era el segundo servicio regular del mundo de radiotelegrafía -se le había adelantado Marconi- y el primero de carácter militar. Pero lo más novedoso es que, en 1902, y fruto de sus trabajos con la telefonía sin hilos, logró transmitir la voz sin cable. Durante 40 días estuvo retransmitiendo entre el cabo de la Nao y la isla de Ibiza. Había inventado lo que hoy conocemos como radio. ¿Por qué se silenciaron estas pruebas? Según el profesor Faus, que ha pasado los últimos años inmerso en una investigación para elaborar una historia de la radio en España, “la clave está en que Ceruna disciplina y su invento se consideraba en ese momento un arma secreta”.Después viene la cuestión de por qué Cervera abandonó su investigación. “Las circunstancias históricas, con la guerra entre España y Marruecos y la I Guerra Mundial, así como que éste es un país que ha acuñado la frase que investiguen ellos, hizo que no pudiera salir adelante. Su horizonte vital era inmenso, pero su realidad circundante un desastre”.Mientras, Marconi proseguía con sus inventos, ensanchaba su imperio y hacia 1913 iniciaba la aventura de la telefonía sin hilos. “El que Cervera se hubiera anticipado no quiere decir, ni mucho menos, que Marconi le robara su invento. Él registró otro procedimiento, diferente al de Cervera, que tiene otras fuentes como base de investigación técnica”. Esto es lo que permite a Marconi, 11 años después que Cervera, patentar también un sistema de telefonía sin hilos. “Cervera tiene patentes en España, Inglaterra, Alemania y Bélgica. Ello significa que no obtuvo resistencia ni por parte de Marconi ni de sus empresas, que eran más importantes que el propio Marconi”.

En 1896, Marconi obtuvo la primera patente del mundo sobre la radio, la Patente británica 12039, Mejoras en la transmisión de impulsos y señales eléctricas y un aparato para ello (los equipos que empleaba eran: como emisor un generador de chispas de muy alta tensión similar al empleado por Hertz conectado por un extremo a una gran antena no sintonizada y por el otro a tierra. Como receptor usaba un cohesor o coherer, tampoco de su invención, que consistía en un pequeño recipiente de vidrio lleno de limaduras de metal ideado inicialmente para proteger de los rayos las instalaciones telegraficas, ya que en condiciones normales tal dispositivo tenía alta resistencia electrica pero ésta disminuía intensamente al llegar a él una descarga electrica de un rayo; se había encontrado que tambien los campos electricos intensos producidos por los rayos disminuian asimismo su resistencia electrica) pero Países como Francia o Rusia rechazaron reconocer su patente por dicha invención, refiriéndose a las publicaciones de Popov, previas en el tiempo.

El 7 de mayo de 1895 el profesor e ingeniero ruso Alexandr Stepánovich Popov había presentado un receptor capaz de detectar ondas electromagnéticas. Diez meses después, el 24 de marzo de 1896, ya con un sistema completo de recepción-emisión de mensajes telegráficos, transmitió el primer mensaje telegráfico entre dos edificios de la Universidad de San Petersburgo situados a una distancia de 250 m. El texto de este primer mensaje telegráfico fue: "HEINRICH HERTZ".

En 1897 Marconi montó la primera estación de radio del mundo en la Isla de Wight, al sur de Inglaterra y en 1898 abrió la primera factoría del mundo de equipos de transmisión sin hilos en Hall Street (Chelmsford, Reino Unido) empleando en ella alrededor de 50 personas. En 1899 Marconi consiguió establecer una comunicación de carácter telegráfico entre Gran Bretaña y Francia. Tan sólo dos años después, en 1901, esto quedaría como una minucia al conseguirse por primera vez transmitir señales de lado a lado del océano Atlántico.

Nikola Tesla, que había llegado a crear y detectar ondas de radio por otro camino -generando mediante alternadores corrientes electricas alternas de muy alta frecuencia que aplicaba a grandes antenas y a tierra con lo que originaba ondas de radio al hacer que sus campos electricos y magneticos variables se propagasen a través del espacio; estas ondas eran captadas a larga distancia aprovechando las corrientes alternas que inducían en circuitos resonantes, que él inventó, formados por inductancias y condensadores; con ello buscaba, más que transmitir señales, transmitir energia eléctrica a larga distancia sin necesidad de usar conductores metalicos- hizo su primera demostración pública de radiocomunicación en San Luis (Missouri, USA),en 1893. Dirigiéndose al Franklin Institute de Filadelfia y a la National Electric Light Association describió y demostró en detalle los principios de la radiocomunicación. Sus aparatos contenían ya todos los elementos que fueron utilizados en los sistemas de radio hasta el desarrollo de los tubos de vacío. En Estados Unidos, algunos desarrollos clave en los comienzos de la historia de la radio fueron creados y patentados en 1897 por Tesla. Sin embargo, la Oficina de Patentes de Estados Unidos revocó su decisión en 1904 y adjudicó a Marconi una patente por la invención de la radio, posiblemente influenciada por los patrocinadores financieros de Marconi en Estados Unidos, entre los que se encontraban Thomas Alva Edison y Andrew Carnegie. Años después, en la década de los sesenta el Tribunal Supremo de los Estados Unidos dictaminó que la patente relativa a la radio era legítimamente propiedad de Tesla, reconociéndolo de forma legal como inventor de ésta, si bien esto no trascendió a la opinión pública, que sigue considerando a Marconi como su inventor. El 12 de diciembre de 1901, Marconi transmitió, por primera vez, señales Morse por ondas electromagnéticas.

Hay que volver a insistir en que el verdadero inventor de la radio fue un español: Julio Cervera Baviera, ya que según el investigador Ángel Faus Belau, dio las primeras luces sobre la telegrafía sin hilos.

Desarrollos durante el siglo XX 

 

En 1906, Alexander Lee de Forest modificó el diodo inventado por John Fleming añadiendole un tercer electrodo, con la intención de que detectase las ondas de radio sin violar la patente del diodo, creando así el triodo. Posteriormente se encontró que el triodo tenía la capacidad de amplificar las señales radioeléctricas y también generarlas, especialmente cuando se le hacía trabajar en alto vacio, algo que fue descubierto, analizado y perfeccionado por tecnicos de AT&T y de General Electric, lo que permitió la proliferación de las emisiones de radio. El cientifico austriaco de origen judio Von Lieben en un proceso totalmente independiente pero paralelo al seguido en Estados Unidos también inventó el triodo. En 1907, inventaba la válvula que modula las ondas de radio que se emiten y de esta manera creó ondas de alta potencia en la transmisión.

En 1909 Marconi, con Karl Ferdinand Braun, fue también premiado con el Premio Nobel de Física por sus "contribuciones al desarrollo de la telegrafía sin hilos".

Sin embargo, la patente de Tesla número 645576 fue restablecida en 1943 por la Corte Suprema de Estados Unidos, poco tiempo después de su muerte a causa de una trombosis coronaria. La decisión estaba basada en el hecho de que había un trabajo preexistente antes del establecimiento de la patente de Marconi. Existe la creencia de que esto se hizo, aparentemente, por razones financieras, para permitir al gobierno estadounidense eludir el pago de los daños que estaban siendo reclamados por la compañía Marconi por el uso de sus patentes durante la Primera Guerra Mundial.

También se habían hecho reclamos en el sentido de que Nathan Stubblefield inventó la radio antes que Tesla y Marconi, pero su dispositivo, al parecer, funcionaba mediante transmisión por inducción más que por radio transmisión.

La nueva gran invención fue la válvula termoiónica detectora, inventada por un equipo de ingenieros de Westinghouse.

La Nochebuena de 1906, utilizando el principio heterodino, Reginald Fessenden transmitió desde Brant Rock Station (Massachusetts) la primera radiodifusión de audio de la historia. Así, buques en el mar pudieron oír una radiodifusión que incluía a Fessenden tocando al violín la canción O Holy Night y leyendo un pasaje de la Biblia.

Un gran paso en la calidad de los receptores, se produce en 1918 cuando Edwin Armstrong inventa el superheterodino.

Las primeras transmisiones radiodifundidas, para entretenimiento, comenzaron en 1920 en Argentina. El día 27 de agosto desde la azotea del Teatro Coliseo de Buenos Aires, la Sociedad Radio Argentina transmitió la ópera de Richard Wagner, Parsifal, comenzando así con la programación de la primera emisora de radiodifusión en el mundo.[3] Su creador, organizador y primer locutor del mundo fue el Dr. Enrique Telémaco Susini.

La primera emisora de carácter regular e informativo es considerada por muchos autores la KDKA de Pittsburg (EEUU) que comenzó a emitir en el año 1920. La KDKA trasmitió por primera vez un reportaje sobre las elecciones norteamericanas. Ese mismo año, en Inglaterra, la estación de Chelmsford, perteneciente a la Marconi Wireless, emitía dos programas diarios, uno sobre música y otro sobre información. El 4 de noviembre de 1922 se fundó en Londres la British Broadcasting Corporation (BBC) que monopolizó las ondas inglesas. Ese mismo año, la Radio llega a Chile, con la Primera Transmisión Radial que la Universidad de Chile realizó desde el Diario El Mercurio de Santiago.

En los primeros tiempos de la radio toda la potencia generada por el transmisor pasaba a través de un micrófono de carbón. En los años 1920 la amplificación mediante válvula termoiónica revolucionó tanto los radiorreceptores como los radiotransmisores. Philips, Bell, Radiola y Telefunken consiguieron, a través de la comercialización de receptores de válvulas que se conectaban a la red eléctrica, la audición colectiva de la radio en 1928. No obstante, fueron los laboratorios Bell los responsables del transistor y, con ello, del aumento de la comunicación radiofónica.

En los años cincuenta la tecnología radiofónica experimentó un gran número de mejoras que se tradujeron en la generalización del uso del transistor.

Normalmente, las aeronaves utilizaban las estaciones comerciales de radio de modulación de amplitud (AM) para la navegación. Esto continuó así hasta principios de los años sesenta en que finalmente se extendió el uso de los sistemas VOR.

A principios de los años treinta radio-operadores aficionados inventaron la transmisión en banda lateral única (BLU).

En 1933 Edwin Armstrong describe un sistema de radio de alta calidad, menos sensible a los parásitos radioeléctricos que la AM, utilizando la modulación de frecuencia (FM). A finales de la década este procedimiento se establece de forma comercial, al montar a su cargo el propio Armstrong una emisora con este sistema.

En 1948, la radio se hace visible: se desarrolla abiertamente la televisión.

En 1952, se transmite televisión comercial en color sistema NTSC, en EE.UU. El primer programa en ser transmitido en color fue Meet the Press (Encuentro con la Prensa) de la cadena NBC, un ciclo periodístico que sigue emitiéndose hasta nuestros días.

En 1956 se desarrolla el primer sistema de televisión europeo, que basándose en él mejora el NTSC de Estados Unidos. El sistema es el llamado SECAM. En España durante varios meses TVE transmitió en pruebas en SECAM, aunque finalmente la norma que adoptó fue PAL (ver 1963).

En 1957, la firma Regency introduce el primer receptor transistorizado, lo suficientemente pequeño para ser llevado en un bolsillo y alimentado por una pequeña batería. Era fiable porque al no tener válvulas no se calentaba. Durante los siguientes veinte años los transistores desplazaron a las válvulas casi por completo, excepto para muy altas potencias o frecuencias.

En 1963, se establece la primera comunicación radio vía satélite. Se desarrolla el sistema de televisión en color PAL que mejora el NTSC. La norma que se utiliza en España es PAL. La ventaja del PAL sobre el SECAM es que su circuitería es más sencilla.

Al final de los años sesenta la red telefónica de larga distancia en EE.UU. comienza su conversión a red digital, empleando radio digital para muchos de sus enlaces.

En los años setenta comienza a utilizarse el LORAN, primer sistema de radionavegación. Pronto, la Marina de EE.UU. experimentó con la navegación satélite, culminando con la invención y lanzamiento de la constelación de satélites GPS en 1987.

Entre las décadas de los años 1960 y 1980 la radio entra en una época de declive debido a la competencia de la televisión y el hecho que las emisoras dejaron de emitir en onda corta (de alcance global) por VHF (el cual solo tiene un alcance de cientos de kilómetros)

En los años 1990 las nuevas tecnologías digitales comienzan a aplicarse al mundo de la radio. Aumenta la calidad del sonido y se hacen pruebas con la radio satelital, esta tecnología permite (también llamada radio HD) el resurgimiento en el interés por la radio.

A finales del siglo XX, experimentadores radioaficionados comienzan a utilizar ordenadores personales para procesar señales de radio mediante distintas interfaces (Radio Packet).

Hoy en día la radio a través de Internet avanza con celeridad. Por eso, muchas de las grandes emisoras de radio empiezan a experimentar con emisiones por Internet, la primera y más sencilla es una emisión en línea, la cual llega a un público global, de hecho su rápido desarrollo ha supuesto una rivalidad con la televisión, lo que irá aparejado con el desarrollo de la banda ancha en Internet.

 

*** wikipedia.org - La enciclopedia libre


Etiquetas clave: radio
 
 
 
 
   
 
 Imprimir